Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 20 junio 2010

El ego es un tema que personalmente me encantaría entender, desarrollar y en general encontrar estudios, teorías y conclusiones que conduzcan a un paradigma bien definido que pueda ser utilizado en la “vida diaria”.

Existen muchas de estas teorías y posiblemente los estudiosos las entenderán sin mayores dudas, sin embargo, es claro que para los mortales resultan tan inútiles, por falta de entendimiento, como la teoría de la relatividad.

No pueden utilizarse en ninguna decisión, rara vez estas teorías son utilizadas ó conocidas mas allá de algunos ridículos recuerdos de lecturas en revistas o periódicos de poca credibilidad.

Se necesita entonces a un experto en el área que se tome el tiempo de describir la teoría que explica el “ego” de una manera digerible ó que desarrolle una que sea funcional, pues hasta el momento parece que todo lo escrito sobre estos temas viene del psicoanálisis y de este no todos concuerdan en que tenga mucha credibilidad medica.

El “ego” lo relaciono, tal vez erróneamente, con el “eros” del que hablaba Freud, es la fuerza de vida nacida de los instintos mas primarios, aquellos que mantuvieron vivos a nuestros ancestros y a nuestra raza Humana en general.

La naturaleza presenta al Humano una serie de “objetos de placer” que incluyen a otros Humanos, alimentos-animales, etc. todos cumplen la función de mantener vivo al individuo y otros a la raza en general.

Desear estos “objetos” llena al Humano de energía que podría llamarse psíquica en la medida que nace de esa parte abstracta de la mente, la psiquis.

Esta energía que podría compararse con la adrenalina, en la medida que surge momentáneamente y espontáneamente cuando se tiene una meta clara en frente, le da al individuo los paradigmas y la fuerza nerviosa necesaria para lograr el fin.

En ocasiones esta energía psíquica se ve reprimida ejemplo de esto es el sexo, el Hombre moderno es reprimido en su necesidad por reproducción y en general por obtener placer sexual por una serie de reglas, leyes, costumbres, preceptos morales, etc., que lo obligan a guardar esta energía muy dentro de sí.

Esta energía reprimida, al incluir fuerza nerviosa, es descargada como movimientos musculares, es el caso de aquellos que sufren de “Tics” constantes é incontrolables.

De lo anterior destaco el nivel de fuerza que los instintos poseen para generar vida-eros.

Una vez claro esto el Ego lo entiendo como la conciencia que el individuo tiene de su capacidad efectiva de utilizar esta fuerza para conseguir estos “objetos de placer”.

Se da el caso de personas que después de una serie de frustraciones en sus intentos por alcanzar la posesión de estos “objetos de placer” pierden este “ego”, es decir, en sus consideraciones de lo que es la realidad, llegan a entenderla como un lugar que se encuentra en contra de sus necesidades, al suceder esto la energía psíquica se convierte en energía de autodestrucción.

También se da el caso de personas que en su educación se ha incluido el desprecio por estos “objetos de placer” y encuentran enorme dificultad al momento de luchar con esta dualidad contradictoria de deseo y castigos morales. En estos casos, sucede también que la energía psíquica es reprimida.

Entre los primeros casos, es decir, de aquellos que han sufrido fracasos en su búsqueda por la posesión de “objetos de placer” se encuentra la mayoría de individuos. Sus juicios se ven afectados por situaciones que podrían resultar irrelevantes, como una mala nota en los estudios, una llamada de atención de los jefes, un error cometido en la vida diaria, en el trabajo, etc.

El psicólogo Albert Ellis ya había advertido de los peligros de estas pequeñas frustraciones por la manera en que el cerebro las engrandece, las convierte en escenas más grandes de la que realmente son, bloqueando el sano juicio. Decía Ellis que: “existe una gran variedad de “errores de pensamiento” típicos en los que la gente se pierde, incluyendo:

1 Ignorar lo positivo
2 Exagerar lo negativo, y
3 Generalizar”

Tal vez, existe un mecanismo mental que entiende al individuo al que pertenece como único, especial, tal vez como lo único que existe, y por ello convierte todo lo relacionado a “si mismo” como absoluto, lo extraño es que es mas común generalizar lo negativo que lo positivo, lo anterior tal vez porque son mas experiencias negativas que positivas las que acontecen al individuo. Esto si se considera positivo todo aquello favorable al individuo y distinto a lo común, ejemplo, ganarse la lotería.

Al tener experiencias negativas en la búsqueda de “objetos de placer” y por tanto al existir la represión la persona sufre lo que comúnmente se llama falta de autoestima é inseguridad. Lo anterior, me parece, la mayoría de individuos lo han sufrido en algún momento y resulta, sin duda, uno de los desplaceres de la mente más desagradables.

Todo lo anteriormente escrito pretende entender, al menos, lo fundamental del tema “El Ego” de manera de no caer en esos desplaceres y en cambio disfrutar de estabilidad emocional. Considero, aun mas, que si existe una persona que haya llegado a comprender el funcionamiento de este “ego” y ha dominarlo en alguna medida podría resultar el prototipo mas real un sabio.

La estabilidad emocional nacida del control del “ego” propio, de la energía de vida, sería el paso fundamental, también, para el desarrollo y vivencia de una moral solida, real y basada en lo verdadero.

 

Read Full Post »

 

Me parece que a estas alturas de la historia se debió haber desarrollado un sistema numérico y objetivo para medición del rendimiento del personal laborando. A la fecha tal cosa no existe, no se encuentra en ningún libro de administración de personal índices ó cálculos para conocer el desempeño de la fuerza laboral.

 Un índice que indique tal cosa, sería sin duda una revolución en la disciplina de la Administración de Empresas. Aun mas tendría implicaciones mas allá de la vida interna de una empresa.

 Llegaría a temas tan importantes y aun Tabú como el cálculo de salarios justos, en la medida que un índice que indique el rendimiento de un empleado respondería, también, la proporción de participación que tiene cada persona en la producción de una Empresa.

Me parece que en toda empresa hay puestos sub-utilizados y otros sobre-utilizados, a veces aunque para muchos es evidente para los tomadores de decisiones no lo es, sin embargo, al presentarles esta situación en forma de índices se haría evidente y los cambios necesarios serian mas rápidos y oportunos. 

En general un índice de este tipo es esencial.La administración y obtención de los datos necesarios para el cálculo, podría ser una de las principales barreras para su implementación, aunque la tecnología necesaria ya existe los procesos a penas son imaginables.

¿Qué tipo de procesos podrían controlar el trabajo y comportamiento de cada empleado el tiempo suficiente como para determinar su estándar?.

Esto, aunque ahora parezca imposible, podría con ayuda de la psicología determinarse parámetros específicos que representen comportamientos generales y que resulten fáciles de conseguir.Un numero es lo que se busca, una nota como las que se calculan en los colegios, del 1 al 10, del 10 al 100 ó del 1% al 100%.

Sin importar su tipo de numeral, algunos puntos a calificar serian:

-Hora de llegada al trabajo

-Numero de tareas programadas a realizar en el día

-Numero de tareas que surgen en el día

-etc.

 

Read Full Post »